EL TDHA Y SUS CARACTERÍSTICAS POSITIVAS

 

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) es un trastorno del desarrollo cuyos síntomas aparecen en la niñez. Se caracteriza por un déficit en relación con la atención sostenida y la impulsividad conductual, así como por problemas a la hora de regular el nivel de actividad del individuo (hiperactividad o agitación).

Se habla mucho de las características negativas del TDAH (como son fracaso académico, bajo rendimiento, conflictos en las relaciones, depresión, ansiedad, sensación crónica de frustración, baja autoestima) y muy poco de las 6 características potencialmente positivas cuando están bien “trabajados” o “tratados”.

El Dr. NedHallowell, médico psiquiatra especialista en TDAH, afirma que es una colección de síntomas, algunos positivos y otros negativos. Para muchas personas no es un trastorno sino una característica, una forma de estar en el mundo…Cuando perjudica sus vidas, entonces se convierte en un trastorno. Pero una vez que aprenden como controlar sus aspectos perjudiciales, pueden sacar partido de los muchos talentos y dones escondidos en este brillante tipo de mente. Es decir, algunas de las características únicas de este estilo atencional y cognitivo, pueden llegar a ser una ventaja para la persona afectada.


1- Creatividad:se ha explorado de manera científica en diversos estudios que, ese soñar despiertos y tener varias cosas en la cabeza a la vez, les permite una fuente inagotable de ideas novedosas y la posible conexión entre ellas. Evidenciaron que los adultos con TDAH tenían niveles de pensamiento divergente (crear soluciones novedosas para resolver un problema) más elevados que la gente sin TDAH., obtenían puntajes más altos en creatividad y en logros creativos y preferían generar ideas nuevas.
2- Elevada energía: nos referimos a ese característico entusiasmo ante cualquier nueva actividad o idea que apasione a la persona, que prolongada en el tiempo favorece la consecución de logros y metas.
3- Superfoco: es muy llamativo en los niños con TDAH la capacidad de absorción en un juego o tema que les entusiasme, llevándoles incluso a perder la conciencia temporal. Esta es una de las cualidades que más permite avanzar a una persona en su carrera profesional.
4- Espíritu emprendedor: muchos emprendedores de éxito con TDAH afirman que su gran creatividad, impulsividad y capacidad para tomar riesgos les han dado una gran ventaja en los negocios.
5- Resiliencia ante los fracasos (capacidad de levantarse una y otra vez):es también fuente de persistencia, que raya casi en la obstinación, cuando se proponen algo que de verdad les importa.
6- Intuición y amplia perspectiva: esa capacidad de tener un foco más amplio y de no necesariamente filtrar estímulos periféricos, es lo que permite ver el cuadro completo y captar elementos que a otros simplemente se les pasan por alto.
Estas características se desarrollaran de una manera eficaz cuando, como comentábamos al principio, estén muy “trabajados” y haya una estrecha coordinación entre centro escolar, padres, paciente y profesionales que le atiendan. Actualmente el tratamiento más eficaz que se utiliza en TDAH es una combinación de intervención psicológica, educativa o escolar y en algunos casos si fuera necesario farmacológica, además en los últimos estudios se ha confirmado la importancia a nivel cerebral de la nutrición, la cual favorece mejoras en el tratamiento.


Por ello, os vamos a dar algunas nociones sobre cómo mejorar su funcionamiento cerebral a través de la alimentación:
- Mantener una dieta equilibrada.
- Hidratarse correctamente, aumentando el consumo en verano.
- Practicar ejercicio físico de manera frecuente.
- Alimentos ricos en triptófano, que es un aminoácido precursor de la serotonina, la llamada sustancia química del sueño, pollo, leche, nueces o semillas sésamo.
- Alimentos ricos en zinc y vitamina B6, necesarios para sintetizar la serotonina junto al triptófano. Por ejemplo, paté, higos, mariscos, cereales, carnes rojas, pollo.
- Enriquecer la dieta en ácidos grasos omega 3 y omega 6, que son muy beneficiosos para el cerebro y tienen que ser tomados externamente ya que el cuerpo no los fabrica. Estos componentes se encuentran en alimentos como las sardinas, el salmón, atún, nueces, calabaza.
- Evitar el uso de estimulantes como bebidas con cafeína y teína, el chocolate, etc.
- Limitar el consumo de bebidas carbonatadas, zumos no naturales, bollerías industriales y platos precocinados, pues como afirma un estudio de la universidad de Yale, si presentan un pico elevado de azúcar experimentarán una rápida elevación de adrenalina, la cual causará hiperactividad.

 

Free Joomla! template by Age Themes

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd