ALERGIA PRIMAVERAL

ALERGIA PRIMAVERAL

Actualmente el 30% de la población Española presenta síntomas de alergia primaveral, y se prevé que esto aumente hasta el  50% en 2050. Esto se debe entre otras causas a que el polen presenta mayor agresividad por la contaminación y el cambio climático. Además de un aumento en los países desarrollados del uso constante de productos químicos, los cuales debilitan nuestros sistema inmunológico, una alimentación en la mayoría de los casos inadecuada y el empobrecimiento de la flora intestinal. Y es que la alergia aparece como una respuesta de nuestro sistema inmune (el cual libera histamina) ante algunos agentes externos, como ciertos alimentos o medicamentos, compuestos químicos, polen, ácaros, picaduras o animales. 

Los síntomas más comunes son inflamación, problemas cutáneos, irritación de garganta, exceso de mucosidad, picor de ojos, dificultad a la hora de respirar y/o sensación de ahogo, oídos taponados y hasta dolores musculares a causa de una acumulación de cansancio, normalmente debida a no descansar correctamente.

Para evitar o disminuir estos síntomas contamos con vacunas y medicamentos (siempre prescritos por un profesional) los cuales en ocasiones acarrean efectos secundarios, como la sedación, el enlentecimiento o los problemas para el aprendizaje y la memoria. Sprays o filtros nasales, antihistamínicos naturales,  suplementos alimenticios, cambios en los hábitos de limpieza y/o alimenticios y evitación del estímulo que provoca la alergia. Esto último en el caso de las alergias a un componente químico, cosmético o alimento, es muy sencillo, basta con asegurarnos de no tocarlo o ingerirlo. 

En el caso de la alergia primaveral, os proponemos una serie de pautas y hábitos que os ayudarán a sentiros mejor, por supuesto cuantos más llevemos a cabo, más fácil será notar cambios.

Estate informado sobre la concentración de los distintos tipos de polen que hay en tu ciudad, puedes consultar webs como la de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica: www.polenes.com o usar apps como “Polen Control”.

Lleva siempre contigo aquello que te ayude con los síntomas como sprays o filtros nasales, antihistamínicos naturales, propóleo con echinacea, etc. (más adelante te contaremos más sobre ellos).

El amanecer y el atardecer son las horas que mayor concentración de polen presentan, por ello, si quieres hacer ejercicio, dar un paseo o disfrutar de la naturaleza intenta evitar esos intervalos además de aquellas zonas en las que la vegetación sea abundante, a medio día es la mejor hora, pues es cuando menor concentración encontramos. Usa las gafas de sol para proteger tus ojos del polen. 

Aquellos días en los que la concentración de polen sea mayor o te notes más afectado por los síntomas, cámbiate de ropa y zapatos o date una buena ducha al llegar a casa para evitar entrar todo el polen de fuera.

En casa intenta mantener las ventanas cerradas para evitar que entre el polen y ventila mejor en las horas de menor concentración (unos 10 min suelen ser suficientes). 

También es muy importante la limpieza (a poder ser con productos ecológicos como vinagre, bicarbonato o limón, entre otros, los químicos irritan las vías respiratorias) sobre todo en aquellas zonas donde más se acumula el polvo; peluches, cortinas, alfombras, edredones etc, si es posible deshazte de las que puedas en la temporada de alergias, o al menos intenta que no estén presentes donde duermas. Es preferible que uses en esta época la aspiradora en vez de la escoba y la secadora (o tender dentro de casa), si no es posible, sacude bien la ropa antes de guardarla. 

El aire acondicionado tanto en el coche (intenta siempre ir con las ventanillas cerradas cuando tengas alergia) como en casa, es mejor si le pones un filtro especial para el polen. Los purificadores de aire están muy recomendados.

Mantén limpios tus ojos y fosas nasales para atenuar las molestias, ya sea con gotas, sprays de solución salina o infusión a base de tomillo, caléndula y cola de caballo. Los baños de vapor de eucalipto o ungüentos a base de mentolados también ayudan mucho con la congestión nasal.

Procura mantener tu garganta hidratada, con infusiones, agua, pastillas de regaliz o incluso caramelos. Así calmaremos el picor y la irritación.

Si te cuesta más respirar cuando estás en la cama y NO tienes picor de ojos, prueba a cortar una cebolla y ponerla en la mesita de noche, la cebolla libera compuestos azufrados que ayudan con la congestión. 

La alimentación puede ser un gran aliado, como siempre, te aconsejamos una dieta equilibrada y rica en alimentos frescos, aumenta el consumo de frutas y verduras con alto contenido en vitaminas C, B y E (arándanos, naranjas, kiwi, manzanas, tomate…) que ayudan a reducir los síntomas de las alergias. También puedes optar por un buen multivitamínico como es el caso del Naturjuvelax.

Las nueces (en caso de que no tengas alergia a ellas) aportan mucha vitamina E y DHA, el cual ejerce un efecto antiinflamatorio y protege del asma, también lo encontramos en pescados, sobre todo azules (quiero saber más sobre el DHA).

La cúrcuma tiene virtudes antiinflamatorias y reduce la liberación de histamina (involucrada en las reacciones alérgicas).

Un reciente estudio de la Universidad de Florida, reflejó que los probióticos ya sean mediante suplementación o alimentos como el kéfir, refuerzan tus defensas y actúan como escudo ante las alergias. 

La Perilla frutescens ha demostrado en multitud de estudios que contiene niveles altos de ácido rosmarí¬nico, el cual tiene acción antiinflamatoria y antialérgica. 

Los tés verde, ginkgo biloba, de ortiga, de alfalfa y rooibos, actúan como antihistamínicos naturales muy eficaces, reduciendo los alérgenos en las vías respiratorias si empezamos a tomarlos antes de las primeras  señales de la alergia. 

La Echinacea con propoleo nos ayudará a aliviar los síntomas comunes al resfriado. 

Por último, es mejor evitar en esta época algunos alimentos como lácteos, exceso de sal y azúcar, conservas, quesos curados, embutidos, ahumados y alimentos precocinados, pues tienen un alto contenido en histamina y podrían agravar tus síntomas.

All comments