La situación actual y el estado de ánimo

La situación actual y el estado de ánimo

Hoy en día se habla mucho de cómo llevamos la situación actual o del estado de ánimo que tenemos y es debido a la relación que hay entre mente y cuerpo (lo que pensamos y sentimos), está ya demostrada su estrecha relación y por ello, se le hace tanto hincapié.

l estado de ánimo es una actitud frente a la vida y puede ser tanto negativo como positivo (podemos tener bajo o mal estado de ánimo y un buen u óptimo estado anímico).

Se diferencia de las emociones en que es menos intenso y más prolongado en el tiempo, por ejemplo, uno puede sentir alegría cuando le dan una buena noticia durante un rato, pero esta alegría, va a ir desapareciendo a no ser que se vayan acumulando acontecimientos que  la provoquen constantemente, por el contrario, uno puede estar todo el día o incluso semanas con un estado de ánimo elevado, sin un motivo concreto aparente.

Psicólogos como Robert Thayer consideran que el “mejor estado de ánimo” es aquel que nos mantiene calmados pero enérgicos, con ganas de hacer cosas pero desde una calma interior y no un nerviosismo u estrés por rendir o aprovechar el tiempo (tan escuchado en este momento). Este autor también defendía a capa y espada la especial conexión entre la alimentación y el ejercicio físico y el estado de ánimo.

Desde hace años, las universidades interesadas en aprender y descubrir más sobre todo esto, llevan a cabo gran cantidad de estudios sobre la relación entre el estado de ánimo o el estrés y la salud de las personas, uno de ellos,  realizado por expertos de la UCL (Universidad de Londres) concluyó que “el estado de ánimo positivo está relacionado con la reducción de problemas neuroendocrinos, inflamatorios y cardiovasculares, y el fortalecimiento del sistema inmunológico”, todo ello es súper importante en nuestro día a día, pero en aquellos períodos complejos, es si cabe aún más esencial.

Por todo lo mencionado anteriormente, nosotros queremos aportarte unas pequeñas pautas contrastadas por expertos para ayudarte a sentirte mejor. Vamos a explicaros algunas de ellas, no es necesario que las lleves a cabo todas a la vez, pero como todos sabemos…”cuanta más azúcar, más dulce” ya que entre ellas muchas se potencian y multiplican sus efectos.

Es muy importante  hacer hincapié en que en la situación que estamos, es totalmente normal tener días o ratos de bajón o malos, sentir incertidumbre, miedo o ansiedad, no queremos que rechacéis esas emociones y mucho menos que os sintáis culpables por tenerlas, es necesario entender que es NORMAL y HUMANO sentirse así, nuestro único objetivo es que podáis añadir pequeños cambios en vuestro día a día para hacer más amena esta situación, mejorar vuestro estado de ánimo y por ende vuestra salud.

Descanso de calidad, no es cuestión de dormir más o menos horas (muchas personas están teniendo insomnio en este período) si no que las horas que durmamos, sean reparadoras.

Ejercicio físico, teniendo en cuenta la condición física de cada persona, pero está demostrado que algo de ejercicio todos los días ayuda a mejorar el estado de ánimo y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Realizar respiraciones profundas, en las que somos conscientes de como entra y sale el aire por nuestros pulmones, esto nos va a ayudar a oxigenarnos más y a mantenernos presentes en el ahora.

Tener detalles contigo mismo, como dedicarte un rato al día para hacer algo que te guste, elogiar las cosas que haces bien o mimarte preparando esa receta que tanto te gusta. También puedes tener detalles con tus seres queridos, conseguir una sonrisa en ellos siempre es contagioso (a veces es más fácil mimar a otros, pero no por ello hay que olvidarse de uno mismo). Decirte lo mucho que vales siempre sube el ánimo de manera inmediata.

Cuidar tu imagen personal a diario, no hace falta ir maquillada o hecho un pincel en casa, lo suficiente para estar a gusto con uno mismo, por ejemplo algo básico como lavarse la cara y cambiar el pijama por ropa cómoda o deportiva.

Cantar y/o bailar una canción animada o divertida, esto siempre ayuda de manera inmediata, pruébalo (funciona mejor si es una canción que te encante).

Pasar tiempo de calidad con seres queridos, ya sea de manera presencial u online, disfrutar de risas, conexión y desahogo siempre ayuda.

Dieta hipoinformativa  o reducir al máximo la exposición a malas noticias (esto incluye hablar solo del monotema con todo el mundo), no es necesario escuchar tres veces al día la misma información sobre la situación que tenemos, con estar atentos a los cambios es suficiente.

Agradece todos los días todo lo que SI tienes, nuestro cerebro libera la hormona oxitocina cada vez que agradecemos de verdad algo, esta hormona es la encargada de sentir amor y paz y además ayuda a reducir la ansiedad y el miedo.

Por último queremos centrarnos en el gran papel que tiene la nutrición en nuestro estado anímico, cada vez somos más conscientes de la estrecha relación que mantienen las emociones con la alimentación; y es que no solo comemos más o peor cuando estamos aburridos, nerviosos o angustiados, si no que nuestra manera de alimentarnos también funciona en sentido contrario.

Este tema es muy amplio, por ello, vamos a centrarnos en recordaros lo importante que es mantener un estado óptimo de DHA para el buen funcionamiento de nuestro cerebro (os hemos hablado extensamente de él en otros textos, revísalos para saber más)  y destacar el papel del triptófano.

El triptófano es uno de los 8 aminoácidos esenciales para nuestro organismo a pesar de que somos incapaces de fabricarlo, por ello es necesario obtenerlo a través de la alimentación. Es el encargado de promover la liberación de serotonina y melatonina, hormonas involucradas en la regulación del sueño y el placer, por el contrario, la falta de triptófano puede llegar a contribuir a sentir ansiedad, insomnio y estrés.

Los alimentos más ricos en triptófano según un estudio realizado en la universidad de Warwick y el Dartmouth College son los siguientes: frutas (sobretodo fresas, piña y cerezas), avena, huevos, leche y derivados, chocolate negro, espinacas, pescado azul y nueces.

En muchas ocasiones, sobretodo en situaciones o circunstancias complicadas para la persona, es aconsejable dar un aporte extra mediante un suplemento nutricional, ya que así nos aseguramos de obtener la dosis necesaria y recomendada para nuestro organismo de manera rápida  y sencilla.

All comments